Desde hace mucho tiempo atrás, la carpintería metálica ha ido reemplazando a la carpintería tradicional que se basaba en materiales como la madera. Si bien es cierto que siguen siendo muchas las personas que prefieren los acabados estéticos que este tipo de trabajos ofrecía, también son cada vez más quienes entienden los beneficios de apelar a determinados metales en sus construcciones y diseños.

De todos modos, pese a que cada vez más personas van dejando atrás las viejas tendencias, todavía persisten algunas dudas. Una de las más frecuentes tiene que ver con la incapacidad para darse cuenta de cuándo se está frente a una carpintería metálica y cuándo frente a una carpintería de aluminio. Podemos decir que es una duda que se sostiene especialmente como consecuencia de que existe carpintería metálica que incluye al aluminio. De todos modos, pese a las similitudes que efectivamente se puedan encontrar, hay algunas diferencias que son fundamentales y que es importante entender. Lo abordaremos a continuación.

Hablemos de la carpintería metálica

Vamos paso por paso y conozcamos primero lo que hay que saber acerca de la carpintería metálica para poder reconocerla. El trabajo en metal es una de las actividades más antiguas que se pueden encontrar si se indaga la historia del desarrollo humano. En cada región del planeta que se visite se pueden encontrar distintos registros y testimonios que dan cuenta de ello, como así también distintos materiales. Esto es porque las diferentes culturas han ido encontrando virtudes y utilidades en el trabajo del metal que han ido aprovechando a su manera y con sus propias técnicas y conocimientos.

En sus comienzos, una de las principales tareas de la carpintería metálica se encontraba en la sustitución de la madera para puertas y para ventanas. Esto responde a algunos beneficios de los metales que se contemplan en este campo, como pueden ser la durabilidad, el bajo costo de mantenimiento y la sencillez de los materiales con que es posible trabajar.

Algo que hay que destacar es que, en la actualidad, cuando se acuña el término carpintería metálica se está haciendo referencia a empresas que se dedican a la fabricación y a la comercialización de distintos tipos de productos en metal, que suelen estar hechos de aluminio o de otros como el hierro, el bronce, el cobre, entre otros.

Algunos de los sectores en que más se emplea lo que se conoce como carpintería metálica son el sector del hogar, el de la construcción, la arquitectura y el diseño de interiores. Además de las aberturas anteriormente mencionadas, se incluyen en este trabajo otras actividades como es la creación de distintos tipos de muebles, fachadas, barandas, entre otras posibilidades.

Hablemos de la carpintería de aluminio

Por su parte, la carpintería de aluminio es algo que no para de crecer y eso se vincula directamente con sus beneficios. Uno de los más importantes tiene que ver con importante resistencia a la corrosión y su muy larga durabilidad, como así también el poco esfuerzo y dinero que requiere para su mantenimiento en excelentes condiciones. Los resultados que se obtienen a partir de la carpintería de aluminio no son cosas que luego puedan correr el riesgo de oxidarse. Además, tampoco se atrae la humedad y la suciedad, a la vez que se genera un mayor aislamiento acústico y térmico y una mejor protección contrala radiación solar.

Además, una conciencia creciente con respecto a la importancia del cuidado del medio ambiente lleva a que sean cada vez más quienes buscan carpintería de aluminio, debido al conocimiento que se tiene de que su trabajo es respetuoso con el medio ambiente, siendo un material altamente reciclable. Se puede adaptar fácilmente a cualquier tipo de proyecto, por lo que es un material reutilizable.

Finalmente, en ocasiones se suele ligar a la carpintería de aluminio al cristal. Esto se debe a la equivalencia de posibilidades y de precisión que ambos tienen. No obstante, hoy en día, el aluminio está ganando cada vez más fuerza y se está convirtiendo en un material plausible de ser aplicado en fachadas y en estructuras completas de edificaciones de gran envergadura, garantizando excelentes resultados a largo plazo. Podemos decir, entonces, que la carpintería de aluminio es una de las grandes estrellas del diseño y de la construcción actual, como una tendencia que promete seguir creciendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámenos

Llámenos ahora y háganos su consulta!

Perfiles de carpintería, normalizados y trefilado.

Descargar catalogo

Descargar Cátalogo