Mucho sabemos ya acerca de las múltiples virtudes que destacan la aluminio por sobre otros metales similares. Es eso lo que ha llevado que se convierta en un material prácticamente omnipresente en el desarrollo de las sociedades a nivel mundial. Para saber un poco más acerca de este material dúctil y resistente a la corrosión, hablaremos a continuación acerca de cuáles son sus usos más comunes.

Los usos y aplicaciones frecuentes del aluminio

Algo que suele suceder con el aluminio es que, en ocasiones, puede resultar muy difícil darse cuenta de cuándo estamos frente a él y cuándo frente a otro material, debido a la similitud en sus acabados con respecto a otros metales. Por eso, en ocasiones, podemos llegar a pensar que el aluminio no se encuentra en tantos sitios como se dice, ya que podemos creer que estamos frente a otro material, cuando en realidad nos encontramos frente a un objeto fabricado en aluminio.

Pero nada hay más alejado de la realidad que estas ideas. Podemos destacar, ciertamente, que hoy en día es muy difícil transitar por los distintos lugares y no cruzarse con elementos de aluminio. Esto se debe a que su versatilidad permite a los fabricantes generar una gran diversidad de objetos y elementos en este metal. Además, los consumidores son cada vez más conscientes de los beneficios del aluminio, y lo eligen con cada vez más frecuencia. Veamos algunos de esos usos.

En los hogares

Con el paso del tiempo, el aluminio ha ido desplazando fuertemente a otros metales similares pero más pesados, como es el caso del acero. Hoy, cuando compramos utensilios de cocina y ollas, la mayor parte de ellos estarán fabricados en aluminio. Además, se encuentra presente con cada vez más frecuencia en distintos tipos de electrodomésticos.

Además, el aluminio está cada vez más en lo que se conoce como la carpintería metálica. Asistimos a un contexto en el que los metales reemplazan cada vez más a otros materiales como es el caso de la madera. En este sentido, el aluminio ha reemplazado fuertemente a todos y lo podemos ver en puertas, ventanas, armarios, escaleras, entre otros.

En el transporte

A lo largo de los años, el aluminio se ha ido haciendo presente en la fabricación de diversas piezas para los distintos tipos de medios de transporte. Hoy, se encuentra en estructuras de trenes, de metros, de aviones, de automóviles e, incluso, de bicicletas o de vehículos deportivos pensados para alta velocidad.

En la construcción

Por último, si antes el acero estaba más en este ámbito, el aluminio ha logrado ingresar para siempre en el campo de la construcción. Se usa no solo para acabados estéticos, sino también ahora para la fabricación de las estructuras, debido a que las aleaciones del aluminio pueden volver a este material altamente resistente a la corrosión y muy durable en el tiempo. Además, se debe destacar que es un material 100% reciclable, por lo que implica una reducción de gastos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámenos

Llámenos ahora y háganos su consulta!

Perfiles de carpintería, normalizados y trefilado.

Descargar catalogo

Descargar Cátalogo