Encontrá el perfil que estas buscando

También conocida como corrosión bimetálica, la corrosión galvánica es un proceso electroquímico. En este, el metal se correo preferentemente cuando está en contacto eléctrico con otro. Ello, en presencia de un electrolito. Se debe tener en cuenta que el contacto entre metales diferentes es algo que sucede a menudo. No obstante, por lo general, no suele ser un problema.

¿Cómo se origina la corrosión galvánica?

Que exista un contacto entre metales que son diferentes es algo que, en realidad, sucede con frecuencia. No obstante, en la mayor parte de los casos, no suele representar un problema. Para que la corrosión galvánica se produzca, se deben cumplir tres condiciones. Te contamos cuáles son:

  • Que haya un contacto entre los dos metales
  • Que la unión metálica esté húmeda con un líquido que sea conductor
  • Que los metales tengan potenciales suficientemente diferentes

Contacto entre metales

Como hemos visto con anterioridad, la única forma de que suceda la corrosión galvánica es cuando dos metales que son diferentes entre sí están en un contacto eléctrico. Este contacto puede ser de dos maneras. Una de ellas, por contacto directo. La otra, por alambre o por tubería externa. Cuando los metales están aislados entre sí por tiras que pueden ser de plástico o de otro material, no sucederá la corrosión galvánica. No obstante, se deben tener en cuenta algunos aspectos. Uno de ellos tiene que ver con que la pintura no es un aislante eléctrico en el que se deba confiar.

Ello, especialmente debajo de las tuercas o arandelas, o cuando esta cerca de los bordes de láminas del metal. A su vez, la temperatura está expuesta a daños, especialmente durante movimientos o instalación, por lo que no es una garantía para evitar la corrosión galvánica.

Humedad y líquido conductor

Cuando se habla del líquido conductor, este puede ser agua que se ha absorbido en depósitos superficiales o agua de lluvia. Esto, especialmente cuando la humedad relativa es muy alta o cuando se da una condensación. Cuanta mayor es la conductividad del líquido, más importantes serán los efectos de la corrosión galvánica.
Además, se debe tener en cuenta que la contaminación salina aumenta considerablemente la conductividad del agua. Por eso, se considera que los efectos de la corrosión galvánica tienden a ser más importantes y notorios cuando se está cerca de las costas del mar o en áreas que son de trabajo industrial pesado.

Las diferencias potenciales de los metales

Finalmente, como hemos visto, todos los metales se disuelven en cierta medida cuando están expuestos a la humedad a través de un líquido conductor. El grado de disolución puede ser mayor especialmente con los metales activos o con metales de sacrificio. En general, se habla de metales de sacrificio cuando se está haciendo referencia al zinc o al magnesio, entre otros, que suelen tener un potencial más bien negativo. En contraste con estos, encontramos otros metales considerados pasivos o nobles. Son metales inertes que tienen más potencial positivo y forman parte de este grupo algunos como el grafito y el oro. El acero inoxidable, por su parte, se encuentra en el medio entre las dos categorías. No obstante, se lo suele considerar más noble que el acero al carbono.

Los comentarios están cerrados.

Llámenos

Llámenos ahora y háganos su consulta!