En el campo de las ventanas y las puertas, cuando se trata de reemplazarlas, hay que aclarar que el famoso y frecuente PVC no es la única alternativa a la que se puede acceder en la actualidad. Si antes era la única opción que teníamos, esto ya no es así. Existen marcos de madera y de otros materiales. Pero, con el paso del tiempo, hemos podido ver también un crecimiento sustancial de la demanda del aluminio para estos elementos.

En un contexto en el que el aluminio gana cada vez más relevancia, empieza a ser interesante la pregunta de ¿cuál elegir? ¿PVC o aluminio? A esta pregunta intentaremos responder a continuación.

El costo

En lo que refiere a los costos de producción, se puede decir que el aluminio tiende a ser más aro de fabricar que el PVC rígido. Esto hace que sea un producto más caro para la fabricación de puertas y ventanas.

La durabilidad

Pese a que se sabe que las ventanas de PVC tienen una muy larga vida, los marcos se pueden ir degradando con el paso del tiempo y de las condiciones climáticas. El aluminio, por el contrario, es un material mucho más robusto, que con el cuidado adecuado puede siempre resistir a la prueba del paso del tiempo.

Un perfil más limpio

Actualmente, una de las quejas más habituales que recae sobre el PVC tiene que ver con el espesor del marco. Dado que el aluminio es un material mucho más fuerte, se pueden lograr marcos igual de resistentes sin necesidad de tanto grosor. Esto es lo que permite que entre más luz a la vivienda, dejando una vista mucho más limpia y amplia de la ventana, con una mayor proporción de vidrio para enmarcar que la que puede ofrecer el PVC.

La flexibilidad

Los estilos arquitectónicos van cambiando con el paso del tiempo. En este sentido, las ventanas con marcos de aluminio se han ido convirtiendo en la opción predilecta de los arquitectos, especialmente porque el perfil ofrece mucha más flexibilidad. Los fabricantes también hacen que el acabado pueda ser de cualquier color y con formas curvas que son capaces de adaptarse a estilos de construcción mucho más contemporáneos.

El color

Para poder adecuarse a las viviendas, el aluminio ofrece una selección de colores que hacen posible que coincida con el estilo que las personas deseen en sus hogares, combinando con cualquier tipo de color. La gama de colores que el aluminio permite supera con creces las limitadas posibilidades del PVC.

El aluminio puede ser acabado para combinar con cualquier color RAL. Esto representa que los marcos pueden ser de cualquier color que una vivienda precise o que las personas que habitan en ella deseen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámenos

Llámenos ahora y háganos su consulta!

Perfiles de carpintería, normalizados y trefilado.

Descargar catalogo

Descargar Cátalogo