Los perfiles de aluminio, en la actualidad, aparecen en cada vez más y más diversas aplicaciones. Estos, son el resultado de un proceso que recibe el nombre de extrusión. Extruir significa empujar un material mediante una matriz o un troquel para poder moldearlo a través de un patrón deseado. Cuando el aluminio es procesado de esa manera, se logran alcanzar formas transversales específicas, que son las que se conocen comúnmente como perfiles de aluminio.

Características de los productos extruidos

Los productos extruidos representan más de la mitad de los procesos industriales del aluminio. Se usan especialmente en el campo de la construcción y el diseño. Hoy en día, se los puede encontrar en todo tipo de edificaciones residenciales y comerciales, en todas partes del mundo. Cuando aparecen en forma de perfiles de aluminio, se los encuentra en edificios, tanto en estructuras como en otras partes esenciales como las aberturas, puertas, ventanas, fachadas, pero también en otros elementos arquitectónicos de índole ornamental y decorativa.

Algo que se debe tener presente es que, en la actualidad, los edificios son los que consumen el 40% de la energía que se consume a nivel mundial. La eficiencia que se logra alcanzar en el uso de este recurso es considerado como clave en el contexto actual para la evaluación en términos de sustentabilidad y cuidado del medio ambiente. El uso de los perfiles de aluminio se aplica cada vez más en diseños inteligentes, contribuyendo esencialmente al empleo eficiente de la energía, debido a que es capaz de generar una importante reducción en las demandas de energía, tanto para refrigeración como para calefacción, para iluminación y para ventilación.

Virtualmente, se puede decir que la totalidad de las industrias obtienen beneficios de la fabricación de productos y perfiles de aluminio extruidos. Se usan particularmente para la elaboración de objetos de uso en la vida cotidiana de los consumidores, como también en el campo de la electrónica, de la maquinaria industrial, de la electricidad, de la transportación, de la industria automotriz e, incluso, de la industria espacial. Dicho esto ¿cómo es que se fabrican estos perfiles?

La fabricación de los perfiles de aluminio

El proceso que permite hacer una transformación de este metal a productos útiles para todos los productos, todos los entornos y las industrias, es la extrusión. La extrusión se logra haciendo pasar el metal precalentado a través de una matriz a muy alta presión. Esta matriz cuenta con una abertura que es la que da forma a la sección transversal del perfil.

Si se piensa en los elementos básicos que se requieren para poder efectuar este proceso, son los siguientes:

  • El aluminio
  • La matriz
  • Los parámetros de extrusión
  • Los equipos auxiliares y la prensa

La matriz

Se trata de una pieza fabricada en acero muy resistente a altas temperaturas, por una computadora a través de un proceso de electroerosión. Hay matrices para perfiles de aluminio macizos y para perfiles que son huecos. Los detalles finales de las matrices tienden a efectuarse a mano, para poder lograr la precisión requerida en el diseño. A lo largo de su vida útil, además, se someten a distintos procesos de mantenimiento para realizar los ajustes necesarios y alargar su durabilidad.

La prensa

En la extrusión se hace uso de prensas que constituyen máquinas hidráulicas. Constan en total de un contenedor para el tocho, de un porta matrices y de un émbolo que se usa para aplicar la presión necesaria del proceso.

Los parámetros de extrusión

Poder mantener un control exacto acerca de la cantidad de calor es indispensable en el proceso de creación de los perfiles de aluminio. La temperatura adecuada es lo que asegura que se logren las propiedades buscadas y deseadas en las aleaciones, como es el caso de la elasticidad y de la tensión.

Tratamientos posteriores

Posteriormente a los procesos mencionados con anterioridad, se acude a los tratamientos posteriores en la etapa de diseño. Allí, lo que se busca es generar una reducción en la necesidad de tareas para facilitar el ensamblado y montaje de los perfiles de aluminio. No obstante, hay perfiles que son sometidos a procesos de terminado para mejorar su apariencia o su protección. Es muy amplio el rango de terminados posibles y disponibles para mejorar la protección en el aluminio y, en particular, en el caso de los perfiles de aluminio. Entre estos procesos, se destacan especialmente los siguientes:

  • Los terminados químicos
  • Los mecanizados
  • La pintura
  • El lacado
  • Los efectos
  • El anodizado
  • Los tratamientos al terminado de las superficies

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámenos

Llámenos ahora y háganos su consulta!

Perfiles de carpintería, normalizados y trefilado.

Descargar catalogo

Descargar Cátalogo