El aluminio estructural constituye una alternativa concreta a las estructuras fabricadas con acero. No obstante, con la diferencia de que pueden construirse de manera mucho más rápida y requiriendo una inversión mucho menor.

Hoy, cada vez más empresas están optando por el aluminio estructural como su elección predilecta para el armado de distintos marcos arquitectónicos e industriales. A continuación, vamos a explorar las diversas aplicaciones del aluminio estructural en los distintos tipos de industrias.

En las estaciones de trabajo

Es frecuente en la actualidad percibir que se utilizan perfiles de aluminio extruidos para la fabricación de aluminio estructural en la manufactura de las estaciones de trabajo. Ello responde a la búsqueda de soluciones inteligentes con aluminio estructural. Es un metal que permite especialmente la configuración de la manufactura personalizando los procedimientos de fabricación de estas estaciones.

Además de poder acercarse a diseños de lo más ingeniosos, se generan nuevas posibilidades de reconfiguración de los espacios. A su vez, se garantiza mayor durabilidad, con un excelente aspecto estético.

En la maquinaria industrial

Lo que se conoce como aluminio estructural es producido con distintas aleaciones, según su resistencia, su dureza, entre otras cuestiones. Esto permite su uso para poder ser sostén de maquinaria pesada en diferentes ámbitos industriales. Además, la creación de sistemas modulares es posible de lograr debido a que los perfiles permiten la fabricación de secciones que son acoplables usando solamente algunos elementos para su conexión.

En la construcción

Claramente, como su nombre permite pensar, el aluminio estructural se ha convertido en prácticamente un deleite para los arquitectos y los ingenieros civiles. Hoy, es el material de elección predilecta para la construcción. Esto no es en absoluto extraño, debido a que es un metal fuerte, duro, resistente y a la vez liviano y manejable. A su vez, posee excelentes acabados estéticos que quedan muy bien en todos los diseños. Hoy, el aluminio es utilizado en la arquitectura con una doble intención: soportar y decorar las edificaciones modernas.

Es tal la versatilidad de este material, que en el campo de la arquitectura se pueden encontrar innumerables aplicaciones del aluminio estructural. Incluso, en la actualidad, es cada vez más frecuente encontrar que se usa aluminio estructural en la fabricación de paredes de este metal que aíslan los espacios tanto en términos de temperatura como de sonido, siendo perfectamente decorativas.

En la medicina

Como decíamos, el aluminio estructural es altamente flexible. Esto ha llevado a su uso en la fabricación de paneles de recubrimiento para cuartos limpios y aislantes, que requieren de cubrir estándares muy altos de higiene, como es el caso de los hospitales. Es concebido el aluminio estructural como un material por excelencia para la construcción en espacios de este tipo donde las condiciones sanitarias con las que se debe cumplir son extremadamente exigentes, resistiendo además al alto tráfico de personas.

En la industria aeroespacial

Hoy en día, se puede construir prácticamente cualquier cosa con el aluminio. Lo podemos ver en los andamios de las escaleras, en utensilios de cocina, como así también en aviones y naves espaciales. Como es de esperarse, son muy altos los estándares de seguridad que se deben cumplir en la elaboración de estructuras propias de la industria aeroespacial, lo cual responde a garantizar la seguridad de pasajeros y trabajadores del rubro. Este ámbito está eligiendo cada vez más el aluminio, debido a que cumple con todos esos estándares, desde la creación del primer satélite espacial que fue fabricado con él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámenos

Llámenos ahora y háganos su consulta!

Perfiles de carpintería, normalizados y trefilado.

Descargar catalogo

Descargar Cátalogo