La industria de los metales se ha visto afectada de manera considerable por la pandemia del nuevo coronavirus. A continuación, veremos cómo ha ido evolucionando la situación del sector a lo largo de los últimos meses y cuál es el panorama para cada caso.

Metales a la baja

Los precios del cobre han subido a principios del mes de junio, llegando a tocar los números máximos en tres meses. Por el contrario, tanto el zinc como el precio del aluminio han retrocedido recientemente luego de haber mantenido un aumento de los inventarios. La pandemia del coronavirus ha tenido una fuerte incidencia en la demanda de estos metales, lo cual pone en alerta a los productores.

Otros metales también han sufrido fuertes caídas. Esto se vincula a las bajas de los mercados europeos de acciones y a los precios del petróleo que han tenido grandes impactos como consecuencia de la cuarentena como medida por excelencia para el control de contagios de coronavirus. En este sentido, los productores se ven especialmente preocupados por el ascenso de los activos de riesgo, que puede haber sido excesivamente veloz.

El caso del cobre

El cobre a tres meses ha subido un 1,2% a 5.768,50 dólares por tonelada en la Bolsa de Valores. Se trata del pico desde el día 3 de marzo de 2020. El insumo que se usa en electricidad y en energía se ha estado apoyando en renovadas compras que se generan especialmente como consecuencia de la abundante liquidez provista por los bancos centrales. También tiene que ver con las expectativas de mayor demanda por parte de China a partir de su nuevo crecimiento luego del pico de la pandemia. China es, hoy en día, el principal consumidor de metales en el mundo.

¿Qué sucede con el aluminio?

El aluminio de referencia de la LME (Bolsa de Metales de Londres) ha cerrado casi plano, manteniéndose en 1.604,50 dólares la tonelada de aluminio. Lo que esto generó es que se borren sus ganancias. Además, entre la última semana del mes de mayo y la primera semana del mes de junio de 2020, el metal ha sumado un 10%, tocando su mayor nivel de esta manera, teniendo como fecha de partida el día 20 de marzo.

Las estimaciones indican que los inventarios mundiales de aluminio podrían subir en 5 millones de toneladas hacia fines del año 2020. Esto llevaría a un total de acumulación de 16 millones de toneladas. Una gran parte del mencionado volumen se encuentra guardado en almacenes, según aseguran desde la consultora de nombre CRU.

Zinc, níquel, estaño y plomo

Además de los casos anteriormente mencionados, el zinc también ha sufrido caídas desde comienzos de la pandemia del nuevo coronavirus. Este ha caído un 1,3%, llegando a 2.015 dólares la tonelada de material. Por su parte, la caída del níquel ha sido de un 1%, llegando a 12.935 dólares por tonelada.

En lo que respecta a metales que sí han visto un crecimiento, se destacan especialmente el estaño y el plomo. En el caso del estaño, este ha sumado un 1,4% en total, llegando a 16.895 la tonelada. El crecimiento del plomo ha sido inferior a este caso mencionado, ganando solamente un 0,1%. No obstante, el plomo no ha visto caídas como sí sucede con otros metales, pese a tener un crecimiento muy leve.

El modo en que se recuperen los precios de los metales dependerá en particular de cómo se recupere la demanda en los principales países consumidores de metales en el mundo luego de los picos de contagios de la pandemia del coronavirus. En este sentido, la incipiente recuperación económica de China es vista como una perspectiva positiva a futuro para la industria de los metales en el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámenos

Llámenos ahora y háganos su consulta!

Perfiles de carpintería, normalizados y trefilado.

Descargar catalogo

Descargar Cátalogo