Encontrá el perfil que estas buscando

Hoy en día, es frecuente escuchar acerca de los distintos tipos de tratamientos de metales. Uno de los más frecuentes, en la actualidad, es el niquelado. El niquelado es un tratamiento que ofrece diversas opciones. En esta ocasión, nos interesa particularmente hablar del niquelado químico y cuál es el rol que este cumple en distintos sectores de la industria.

¿En qué consiste el niquelado químico?

Cuando hablamos de niquelado químico, estamos haciendo referencia a un técnica auto-catalítica. Es un procedimiento que se emplea especialmente a fin de poder depositar una capa de aleación en una pieza de metal. La aleación suele ser de níquel y fósforo y se puede aplicar tanto en elementos de metal como en otros de plástico.

El proceso de niquelado químico consiste, en pocas palabras, en una reducción en fase acuosa y caliente. Esto se hace en presencia de un agente que funciona como reductor. De ese modo, lo que sucede es que se genera una reacción con los iones metálicos, con el objetivo principal de depositar el metal. Es una reacción que se cataliza al comienzo por el metal por la pieza y, posteriormente, por el níquel que se ha colocado sobre esta para el niquelado químico.

¿Qué genera el niquelado químico?

Una de las principales ventajas que se puede destacar a la hora de hablar del niquelado químico tiene que ver con que se logra alcanzar una capa uniforme. Dicha uniformidad se da también en los casos de piezas metálicas que de por sí tienen una superficie irregular antes de la aplicación del niquelado químico.

Por otro lado, podemos destacar que las superficies alcanzan, con el niquelado químico, una dureza muy alta. También aumenta considerablemente su capacidad de resistir a la corrosión y su resistencia. Es importante destacar, además de los beneficios mencionados anteriormente, que los productos que reciben un tratamiento de niquelado químico son fácilmente soldables con otros materiales.

El niquelado químico en la industria

Hoy en día, el niquelado químico se aplica en metales que forman parte de distintos sectores de la industria. Aquellas industrias en las que más aparece son:

  • La electrónica
  • La automotriz
  • La aeroespacial
  • Industria electrónica

La industria electrónica, desde hace tiempo, se enriquece particularmente del uso de diversos metales y tratamientos o aleaciones de metales. En este sentido, el niquelado químico es algo que no para de crecer en este sector. Esto se debe, especialmente, a que el niquelado químico ofrece mayor resistencia a la corrosión, posibilidades de soldabilidad y otras propiedades magnéticas a los metales que se emplean en el sector. Además, debemos tener en cuenta que el niquelado químico se utiliza en unidades de disco duro hoy por hoy, especialmente para lograr dar un revestimiento que sea anatómicamente liso, en particular en los casos de los discos de aluminio.

Industria automotriz

Además de la industria electrónica, el niquelado químico tiene grandes aplicaciones en el sector automotor. Esto se debe a que se trata de uno de los sectores que más beneficios puede obtener de este tratamiento. Algunos de esos beneficios ya han sido mencionados, como son la resistencia, la uniformidad, entre otros. Pero, además, se destaca la lubricidad y la resistencia al desgaste con el paso del tiempo. Es un tipo de tratamiento que hace que los metales sean más adecuados de acuerdo a los requerimientos de las empresas del sector.

Industria aeroespacial

Por último, otra de las industrias en las que el niquelado químico tiene grandes aplicaciones es a aeroespacial. Es un tratamiento que ha dado lugar a grandes beneficios para estos casos. El niquelado químico se usa especialmente para las servoválvulas, en montajes de motor, en tren de aterrizaje, entre otras cosas.

Los comentarios están cerrados.

Llámenos

Llámenos ahora y háganos su consulta!